Logística de catástrofes en Chile, la tormenta perfecta

Hablar de Chile es hablar de montañas, ríos, lagos, mar, desiertos, fiordos, selvas sureñas, en fin, lugares hermosos y turísticos, una faja de tierra angosta y larga, que cruza en forma marcada todas las estaciones del año; pero además es uno de los países más sísmicos del mundo (junto a Japón), uno de los que tiene las mayores cantidades de volcanes (más de 3.000, con 500 considerados activos por las autoridades), tenemos el triste record del mayor terremoto de la historia reciente de la humanidad en Valdivia (Mayo 1960), esto hace que Chile esté constantemente expuesto a grandes terremotos, grandes erupciones de volcanes, grandes inundaciones y aluviones, a lo que últimamente se ha sumado la sequía que ha gatillado grandes incendios forestales, con situaciones tan paradójicas como que hoy el norte árido se inunda y el sur verde se seca o se quema; en fin, todo lo anterior ya pareciera muy complicado, sin embargo, si la respuesta a estas catástrofes se realiza sin considerar la logística, esto se transforma en la tormenta perfecta.

Como deLogística hemos realizado análisis a los últimos 2 terremotos, así como también el incendio en Valparaíso, si bien hay condiciones de la catástrofe que son distintas para cada evento, pareciera que hay parámetros comunes que deben cumplirse para empezar a afrontar estas emergencias, si a esto le sumamos las últimas dos catástrofes en curso –la inundación en el norte con aluviones de por medio y el control de los incendios forestales en el sur-, podríamos hacernos un escenario de que debemos y que no debemos hacer.

Solo observando todas las catástrofes anteriores, podemos concluir que las dificultades que se generan son:

¿Quién lidera la emergencia?

Si bien en nuestro país existe un organismo llamado Onemi (Oficina Nacional de Emergencias), éste no cuenta ni con la autoridad ni con las herramientas para coordinar a todos los entes del Estado, lo cual lo transforma en un simple vocero de datos, más que un coordinador activo que dé instrucciones; aquí claramente hay una oportunidad de mejora, en donde se deben entregar recursos y autoridad para que la Onemi sea quien lidere durante las emergencias, como primer paso.

¿Qué hacemos primero?

Conectividad vial, aérea o marítima, es decir, ¿podemos llegar al lugar de la emergencia? Habilitar caminos u otros para llegar, sea por aire, tierra o mar, lo importante es evaluar porqué vía llegamos primero, ya que si no tenemos como llegar, difícilmente podremos ayudar; en paralelo va la conectividad comunicacional, después la lógica nos dice que debemos hacer rápidamente un estado de situación y de daños (pero rápido), que debe levantar los servicios básicos para la población, así como infraestructura para heridos o refugios.

Ahí recién empezamos rápidamente a planificar y generar responsables por áreas pero siempre con una cabeza o área liderando, para que priorice y de instrucciones, siempre con un enfoque en la seguridad de la población, así como también la distribución de los recursos humanos o técnicos.

Siempre hay que tener en mente que la emergencia es un tema de OPORTUNIDAD, la velocidad es demasiado importante, aquí no sirven perfiles de personas que tengan parálisis por análisis, ni tampoco sirve mucho la burocracia, aquí se deben tener protocolos de autorización rápidas y con presupuestos asignados; el cómo dependerá de la naturaleza de la emergencia, sin embargo, la eficiencia y la eficacia, deben ir de la mano, esto es Logística Pura.

Creemos que la Logística debiese ser el eje de las instituciones que creemos como país para la emergencia, aquí no sirven personas que no vengan de áreas operativas, aquí deben ser pastelero a tus pasteles, los políticos al congreso, aquí deben estar y trabajar las personas técnicas.

Solo como reflexión y respaldo a lo mencionado, en la última emergencia en el norte según una encuesta de esta semana, las personas creen que tanto Bomberos y las FFAA hicieron un excelente trabajo, y los que hicieron un mal trabajo fueron la Onemi y el Estado, da para pensar…

Como país hablemos en serio, los logísticos estamos disponibles para apoyar en lo que se requiera.

Equipo deLogística

PD: dedicamos esta editorial a la gente del norte de Chile, ¡¡¡mucha fuerza!!!

Síguenos en Twitter:      d_logistica

Síguenos en Facebook:  delogística

Síguenos en LinkedIn:    deLogística

Síguenos en Instagram: delogistica

4 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like