Entrevista a Germán Alarcón

Nombre Germán Alarcón Quezada
Profesión Ingeniero Comercial, Magister en Ingeniería Industrial
Cargo Jefe de Flota Granel División Sur
Empresa y País Gasco GLP S.A., Chile

¿Cuál fue su primera experiencia en Logística?

En el año 2010, durante el desarrollo de labores profesionales como contralor de proyectos durante la aislación térmica de termoeléctricas Bocamina II y Santa María en la Octava Región (Chile); el trabajo consistía en llevar un control tanto financiero como estadístico que permitiera desarrollar las operaciones del proyecto con normalidad, anteponiéndose a los ciclos productivos programados a través de la carta Gantt. Esta situación gatillaba una condición de excesivo flujo de caja en algunos periodos así como de existencias, lo cual requirió un plan de trabajo de logística cíclica, como logística de punto a punto, basados en la productividad marginal del proyecto. El mecanismo resultó ser efectivo contra el estancamiento, pese a factores exógenos que afectaron el normal desarrollo del proyecto, evitando así pérdidas.

¿Qué es lo más complejo de gestionar en el área logística?

Todo lo que no se pueda medir, por ejemplo las emociones o las personas, quienes hacen realidad el trabajo y actúan como un “recurso”, su eficiencia es gobernada por la emocionalidad, pero a través de actividades complementarias que ayuden a observar el proceso logístico con una visión matricial, esto se puede aminorar.

¿Cuál es el proyecto logístico del cual se siente más orgulloso?

En mi actual empleo soy responsable de la distribución a granel del gas licuado del petróleo –mejor conocido como GLP- desde la Séptima hasta la Onceava Región; de todas estas zonas se encuentran tercializadas la Séptima y la Octava, sin duda el trabajo realizado en estas dos últimas regiones son símbolo de orgullo ya que han sido reflejo de un gran crecimiento profesional.

Durante este proyecto he implementado un tablero de control logístico de mi total autoría, el cual me ha permitido tener una visión distinta del trabajo que antes realizábamos solo a través de Gasco.

Ha significado una gran oportunidad para poner en movimiento un sistema que permita inclusive hacer mejoras en zonas donde no se cuenta con distribución a través de un tercero.

¿Qué importancia tienen para usted las personas en los equipos logísticos?

De gran importancia, puesto que son las personas quienes ponen realmente a prueba los nuevos softwares de gestión logístico y depende de ellos el éxito de los mismos; esto se manifiesta a través de los amigabilidad de los algoritmos que permiten optimizar las redes logísticas, que apuntan al cumplimiento de objetivos empresariales para el bienestar de todos quienes constituyen la organización.

Por otra parte las personas contribuyen con su versatilidad a los planes de trabajo encaminando los sistemas logísticos a un desarrollo pleno.

¿Qué cree usted que falta en Chile para tener una logística desarrollada?

Olvidarse un poco de la ingeniería y pensar más en las personas, eso no necesariamente implica considerar aumentos salariales o beneficios laborales si no que se trata de tener una visión más social, enfocada a lo sustentable; las holguras de cálculo de las cartas de desarrollo logístico deben considerar sin duda el error humano, es ese el verdadero núcleo de una ingeniería logística de excelencia, la cual paralelamente tomaría más en cuenta las nuevas tendencias de control de gestión medioambiental, como por ejemplo la aprobación que realizó el pasado abril de 2014 la Cámara de Diputados a los artículos 5° y 6° de la reforma tributaria que dan paso al impuesto a emisiones contaminantes.

0 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like