Las nuevas reglas de la Logística

www.freepik.es/

Definitivamente qué duda cabe que estamos viviendo tiempos movidos en todos los aspectos, con revoluciones sociales, ambientales y tecnológicas entre otras; gente hablando que se viene la cuarta, la quinta, la millonésima revolución industrial, que en los últimos meses la tecnología ha avanzado más que en los últimos siglos.

En fin, suma y sigue, y lo peor de todo es que hay algo de razón en eso, o mejor dicho mucha razón, ya que sin duda pasamos en unos pocos años de ir en auto con una lista a comprar al retail, a pedir todo desde nuestro smartphone, eso por sí solo es más que un “click” de diferencia entre otras cosas.

Pero vamos a lo concreto, como nos gusta a los logísticos ¿en qué consisten estos cambios? Por ejemplo, en Chile salió la ley REP, es decir, Responsabilidad Extendida del Productor, que consiste en cerrar el ciclo a través de la logística inversa de los productos que las empresas venden a sus clientes, tales como neumáticos, baterías, lubricantes, envases y embalajes, desechos electrónicos y pilas en una primera instancia. Esta ley cambia el concepto de lo que implica la responsabilidad de las empresas productoras, que antiguamente llegaba hasta que el cliente final o end user se llevaba el producto a su casa y pagaba por él; hoy en cambio las empresas terminarán sus procesos cuando los desechos (para nosotros son materias primas en algunos casos) entren en cadenas de reciclaje en todas sus formas o simplemente lleguen a lugares de disposición final, disminuyendo sustancialmente el efecto en el medio ambiente y comunidades aledañas. Todo lo anterior en el marco de la Economía Circular (ya hablaremos de ella en otra editorial).

Otra de las nuevas reglas del juego es, sin duda, el e-commerce a través de los market place, lugares en internet en donde se realizan transacciones de compra y venta con promesas de entrega a clientes ambiciosas y exigentes; si bien desde el punto de vista lógico (digital) se ha avanzado mucho, todavía desde el punto de vista físico (operacional) queda mucho por hacer, partiendo por definir cada carta de navegación logística según sea el producto. Aquí el desafío es ver como hacemos competitivas a las pymes frente a transnacionales como Amazon o Alibaba, entre otros.

Por otro lado, tenemos las energías renovables en todas sus formas, por ejemplo, la disminución de la huella de carbono a través de la electro-movilidad, y no solo para transporte público como lo hizo Chile con los primeros 100 buses eléctricos en Latam, sino que en todos los flujos de transporte, operaciones en centros de distribución y puertos, a través de transpaletas, grúas abastecidas en los centros de distribución sustentables con paneles solares, tal como lo adelantamos hace 6 años. Sin duda el futuro ya está aquí, además, que los puertos tienen el desafío de ser amigables con sus comunidades aledañas, en donde la contaminación ambiental y acústica, hacen replantearnos la cadena completa.

Por último, la gestión de BIG DATA para tener tendencias planificables de comportamiento no solo para que las empresas puedan hacer todo tipo de forecast sino que también para hacer las ciudades mas amigables a través de programas como SMART CITY, entre otros, complementar radios de despachos de última milla en forma eficiente y con todos los modos existentes de transportes no invasivos, llegando inclusive a las personas comunes como tu o como yo. En fin, las nuevas reglas deLogística llegaron para quedarse, y el desafío es adaptarse o morir, elijan ustedes, nosotros nos estamos adecuando felices y mejorando continuamente para seguir cambiando y adaptándose, así concebimos la logística, siempre en movimiento.

¡¡Suerte amigos!!

Rodrigo Rojas Toledo para www.delogistica.com

Síguenos en Twitter:      d_logistica

Síguenos en Facebook:  delogística

Síguenos en LinkedIn:    deLogística

Síguenos en Instagram: delogistica

0 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like