Las 7 competencias de los choferes para el transporte de distribución

Y el año se nos acaba, parece que el tiempo pasa muy rápido y no alcanzamos a terminar todos los proyectos planificados. Se acercan las fiestas de Navidad y Año Nuevo, el comercio se prepara para la alta demanda de productos que los clientes comprarán, cada vez con mayor frecuencia por internet.

En los países desarrollados el comercio electrónico está más avanzado y continúa creciendo de manera agresiva, por ejemplo, en USA se pronostica que la mitad de los 1.500 malls cerrarán dentro de los próximos 20 años. En Chile está ocurriendo algo similar pero todavía en menor escala, hemos tenido el Cyber Monday y Black Friday, este fenómeno se asocia al crecimiento del uso de las TIC, como los teléfonos móviles inteligentes o tablets, que hacen más eficiente las compras y formas de comunicarnos a través de las redes sociales.

Es decir, los clientes actuales son nativos digitales, buscan optimizar sus tiempos, prefieren las operaciones online, simples y rápidas para comprar, exigen un servicio personalizado y oportuno. Por lo tanto las empresas tienen un gran desafío para satisfacer a sus nuevos clientes, que además están más informados al momento de comprar. En el mundo moderno la logística se transforma en la clave del éxito para las empresas que realizan principalmente el e-commerce, debido a que permite gestionar toda la cadena de suministro para optimizar la gestión de inventarios, transportes y devoluciones.

Por ejemplo, el transporte de distribución de mercaderías es un factor clave porque está en contacto directo con los clientes y el conductor se transforma en la persona estratégica para la empresa, por lo tanto el chofer del futuro debe tener por lo menos las siguientes competencias:

  1. Conocer las características de los productos, tales como fragilidad, toxicidad, condiciones de almacenamientos, etc.
  2. Conocer las características de sus clientes.
  3. Capacidad de generar una comunicación amable, clara y precisa con el consumidor.
  4. Disponer de las competencias para una conducción segura y que le permita realizar un servicio de entrega oportuna al cliente.
  5. Conocimientos para manipular adecuadamente las mercaderías.
  6. Tener las competencias para asegurar la calidad de los productos, principalmente si necesitan de refrigeración.
  7. Responder adecuadamente a los clientes cuando se generen devoluciones de las mercaderías, identificando las causas.

Ya no basta con manejar el camión, eso tal vez lo puede hacer un robot o los camiones autónomos. Los choferes se deben capacitar para transformarse en profesionales que les permitan adaptarse a los cambios, ser proactivos y generar valor agregado entregando un alto nivel de servicios a sus clientes de manera competitiva.

Edgard Parra Huenchulaf

Síguenos en Twitter:      d_logistica

Síguenos en Facebook:  delogística

Síguenos en LinkedIn:    deLogística

Síguenos en Instagram: delogistica

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like