Entrevista a Marcello Cavassa

Nombre Marcello Cavassa Castro
Profesión Ingeniero Civil Industrial + Ingeniero Informático
Cargo Gerente de Logística y Supply Chain
País Chile

¿Cuál fue su primera experiencia en Logística?

Fue cuando tenía poco más de 14 años y con un amigo nos dedicamos a vender sandías en el verano, fue novedoso tener que preocuparse por el transporte de la fruta y como la hacíamos llegar a los pequeños almacenes de barrio, sin tener idea que todo eso que había detrás se denominaba “Logística”. No recuerdo si ganamos mucho dinero, pero si fue entretenido tener que preocuparse de variables como la recolección (picking), coordinar camionetas (transporte) y entrega en los diferentes negocios (Delivery)… Afortunadamente no tuvimos devoluciones, ¡sino el proceso se nos hubiera complicado demasiado!

Muchos años después, mi primera experiencia profesional en Logística fue en Laboratorio Chile, en donde hubo que partir por configurar el ERP para atender a esa área, administrar datos maestros, definir almacenes, codificación de racks, secuencias de picking, localización de aplicaciones y definición de algunas aplicaciones satélites al ERP como: Tracking de Vehículos, ingreso de pedidos vía HandHeld; y también mejoras de procesos logísticos, teniendo en cuenta los distintos segmentos que la empresa atendía, tales como: Clínicas, Hospitales, Consultorios, Cadenas de farmacias, farmacias independientes, etc.

¿Qué es lo más complejo de gestionar en el área logística?

Después de haber vivido experiencias en negocios de Retail Moda, Retail Farmacéutico, Consumo Masivo de Líquidos, Farmacéutico, Ventas por mayor de calzado y consultoría logística, modestamente puedo señalar que la respuesta es “Depende”, y dependerá de dónde esté fallando la cadena en ese momento. No hay que olvidar que los cuellos de botella (problemas) se mueven de un lado (proceso) hacia otro (proceso) en función de la mayor atención, recursos y planificación que se haga de cada uno de ellos. Por ejemplo, si un forwarder se retrasa en entregarnos nuestros productos con seguridad nos impactará muy fuertemente en los procesos de entrada y almacenamiento, si tenemos falla en los operarios se podrían ver afectados diversos procesos, si nos falla el transporte tendremos problemas en la entrega, etc. No obstante, cualquiera sea la naturaleza del problema, si no lo resolvemos el resultado será el mismo: falla en nuestro nivel de servicio, descontento del cliente y posibles devoluciones.

También es importante observar que los problemas logísticos se repiten de manera “casi idéntica” de empresa en empresa, todos tienen problemas en mayor o menor medida con: sus sistemas o personal o transportistas o proveedores, etc.

Además tengo la convicción que independiente de las dificultades, si hay un buen seguimiento de los indicadores y del día a día de la operación, todos los problemas pueden ser abordados y de esta forma generar un bajo impacto en la cadena de abastecimiento. Con esto lo que quiero decir es que lo más complejo de administrar es la información veraz y oportuna (y en esto tienen bastante que aportar las áreas de TI), ya que es ella la que nos ayudará a resolver nuestros problemas.

¿Cuál es el proyecto logístico del cual se siente más orgulloso?

La verdad es que he realizado varios proyectos de los que me siento muy orgulloso, pero si entre todos tuviera que elegir uno, optaría por un Sistema de Incentivo a la Productividad (SIP) con el cual tuvimos que hacer un levantamiento exhaustivo de todos los procesos del Centro de Distribución; luego medir las productividades individuales o grupales de cada una de esas tareas, determinar el estándar de la misma y luego pagar a los operarios por cada vez que ese estándar de la tarea era superado. Esto trajo varios beneficios, el primero de ellos el aumento de la productividad en casi 30%, luego la estabilización de la planta de operarios y administrativos, la disminución de las horas extras y el consiguiente ahorro, la mejora en la calidad de vida de las personas y el cumplimiento de las entregas a tiempo. También tuvo un impacto muy positivo en las diferencias de inventario, las cuales disminuyeron a niveles muy bajos (< 0,20%).

¿Qué importancia tienen para usted las personas en los equipos logísticos?

Las personas son el pilar fundamental de la Logística. Sin ellos (todos nosotros) no es posible llevar la Logística adelante. Es de suma importancia que las personas, independiente de su formación académica y de su rol al interior de la organización, se traten con respeto, empatía, compromiso, colaboren entre ellos y trabajen en equipo, tengan orientación al logro y que tomen desafíos importantes para conseguir todos los objetivos que se requiera cumplir, y deben demostrar sobriedad y rectitud en su accionar diario. Además los niveles de supervisión (sea cual sea su nivel) deben estar correctamente preparados en habilidades blandas, deben felicitar a las personas cuando su trabajo ha sido bueno, deben motivar y formar a su equipo.

Dentro de la Logística visualizo 3 pilares fundamentales:

  1. Las personas para efectuar todas las tareas.
  2. Los procesos que regulan todas esas tareas que ejecutan las personas.
  3. Los sistemas que automatizan todos esos procesos y que van dirigiendo a las personas para que el resultado sea óptimo.

Si las personas no existen, los procesos y los sistemas no sirven de nada, luego las personas son lo más importante de la Logística.

¿Qué cree usted que falta en Chile para tener una logística desarrollada?

Pienso que en Chile tenemos una Logística desarrollada y que no tiene nada que envidiarle a algunos de los países líderes en el mundo. Desde el punto de vista de Retail, Consumo Masivo, Ventas por mayor; en términos de infraestructura (Centros de Distribución [CD], sistemas de almacenaje, ERPs y WMSs + RF, vehículos, carreteras, aeropuertos, puertos, etc.) estamos a la par. He tenido la suerte de visitar varios CDs en otras partes del mundo y no tienen nada de diferente a lo que vemos en algunos en Chile, disponen exactamente de la misma tecnología.

Sin embargo, creo que en temas legislativos podemos estar al debe. Un ejemplo de ello es lo que guarda relación con los sobrantes después de la devolución o fin de ciclo de vida del producto. Desde hace algún tiempo duerme en el congreso la ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP – y que en el oficio 279-362 del 11 de Julio de 2014 cambia su nombre a “Ley de Fomento al Reciclaje”), la cual establece que el productor debe hacerse cargo de los residuos que genera su actividad (aceites, ácidos, neumáticos, embalajes, ampolletas, cartones, automóviles, medicamentos, pilas, baterías y plaguicidas), lo que nos llevaría a una Logística más “verde”, favorecería el desarrollo de gestores de residuos aumentando con esto el empleo y disminuyendo la contaminación del medio ambiente, al mismo tiempo que extendería la vida útil de los vertederos. Esperemos que esta ley logre ser aprobada prontamente y genere más alternativas para la Logística nacional.

0 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like