Entrevista a Álvaro Cruzat

Nombre Álvaro Cruzat Varas
Profesión Ingeniero Comercial, MBA
Cargo Gerente Comercial
País Chile

¿Cuál fue su primera experiencia en Logística?

Mirando en retrospectiva mi primera experiencia logística fue en mi vida profesional anterior, navegando por los canales australes de nuestro país para pasar por lugares recónditos, de una belleza natural indescriptible, para abastecer de pertrechos a nuestros marinos, que residían por largas temporadas en los faros del sur de Chile. No había just in time dado que las condiciones climáticas eran variables, por lo que no había un estricto KPI en este aspecto, no representaba la gran venta del mes, pero su retribución era mucho mayor, tras recibir una gran sonrisa, ver ojos iluminados y recibir un cálido abrazo de agradecimiento. Sí, esa es mi primera experiencia y ha sido la más gratificante.

Y en el mundo de los negocios, la pata logística percibí que era crucial en la cadena de valor en diferentes empresas en las que me he desempeñado, como Masisa, Johnson´s y Odfjell Terminals Terquim, entre otras.

¿Qué es lo más complejo de gestionar en el área logística?

Sin duda, lo más complejo es superar las dificultades que se presentan y que se encuentran fuera de tu plan A, plan B y plan C, planes que previamente preparaste y organizaste. Estas dificultades generalmente provienen de variables exógenas a tu control y gestión de decisión, imponderables fuera de control, que tendrán como resultado el incremento de costos tanto para tu empresa, como para el cliente final. Un ejemplo de ello, un paro.

¿Cuál es el proyecto logístico del cual se siente más orgulloso?

Tengo varios, pero el más significativo corresponde al factor humano, ya que no se trata de aplicación de tecnología a un proceso de servicio o al de una gran inversión en infraestructura portuaria para la puesta en marcha de nuevos negocios.

En esta oportunidad me desempeñaba en Johnson´s y aunque mi rol era más ligado a Ventas que Logística, teniendo como responsabilidad la dirección de 23 multitiendas fui capaz de romper paradigmas y lograr trabajo colaborativo.

Vivíamos una época crítica de vacas flacas, cada peso contaba, cada ahorro era más que bienvenido, por lo que nos impusimos la ambiciosa meta de minimizar a cero las devoluciones de productos por término de temporada al Centro de Distribución ubicado en Santiago.

Lo logramos, en base a voluntad, disposición, compromiso y trabajo en equipo de todos los integrantes de las multitiendas ubicadas en diferentes ciudades el norte de Chile. 

Era tal el compromiso, que por iniciativa propia gerentes y jefaturas de tienda usaban sus propios vehículos para trasladar productos de una tienda a otra. Para el emprendedor que está leyendo este artículo, esto es algo básico; pero en una empresa de mayor envergadura, es loable, porque tu gente, tu equipo está camiseteada, está comprometida, está actuando como si fuese el propio dueño de la tienda.

¿Qué importancia tienen para usted las personas en los equipos logísticos?

Son clave. Tal como lo señalaba en la pregunta anterior, las personas comprometidas hacemos la diferencia. La tecnología te podrá facilitar el trabajo, pero el ingenio y creatividad para pensar en el plan A, plan B y buscar soluciones alternativas está en nosotros.

Es fundamental que el equipo logístico conozca el negocio, muchas veces nos enfrentamos al procedimiento, al criterio impuesto por algunos que no nos permiten flexibilizar para llegar a una solución. Si conocen el negocio, pueden ver más allá de su zona de confort, pueden visualizar la problemática en forma completa. Sin duda, es vital que cada una de las partes realice un trabajo de calidad, en forma armónica, para luego sentir orgullo de una tarea bien hecha.

¿Qué cree usted que falta en Chile para tener una logística desarrollada?

Faltan muchas cosas, falta trabajar y flexibilizar en ciertas reglas existentes, como por ejemplo en algunos puertos establecen sistemas de prioridad de atraque según carga, lo que tiene como resultado una discriminación hacia algunos clientes, dejando naves a la espera, lo que se traduce en una serie en una serie de incrementos de costos que se traducirá en un elevado precio del producto final, siendo menos competitivos.

La carencia de infraestructura es un tema país, pero dado que depende de la gestión pública, el avance en esta materia es demasiado lento, falta una visión y un plan de trabajo a 50 años. No hay nada que inventar, solo imitar las buenas prácticas de otros países. Estamos desaprovechando la oportunidad de convertir a Chile en un Hub logístico para el Cono Sur.

Otra mejora que se debe realizar es evitar los paros portuarios, los paros de los propios Servicios Públicos, lo que contribuye a una pésima imagen país, ¿dónde queda la vocación país?

También estamos al debe en la profesionalización de operadores logísticos, existe una falta de profesionales y técnicos de nivel superior.

0 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like