En busca del agua, los verdaderos héroes logísticos

www.freepik.es

Para nosotros resulta familiar que nuestros hijos nos digan en un mall Papi tengo sed, me puedes comprar una gaseosa o ¿me puedo bañar en la tina un rato?. Esto puede resultar hasta cotidiano, ya que debemos enviar a nuestros hijos al colegio, preparar las leches o refrescos con agua o simplemente inculcarles (como todos los días) lavarse los dientes y las manos, pero, ¿esa es la realidad en todas partes del mundo? Parece que no, muchos niños de la misma edad que la de nuestros hijos, en distintas partes del mundo, simplemente luchan por solo tener el agua para beber en forma diaria.

 Al momento de leer e investigar los antecedentes de la ruta logística del agua –a través de la UNICEF- se hace muy difícil escribir esta editorial, ya que si hacemos la analogía que nuestros hijos van al colegio con los pros y los contras que eso significa (que es tema para otro análisis) y lo comparamos con niños de la misma edad, a la misma hora y momento en África o Asia, ellos no hacen más que caminar muchos kilómetros para solo conseguir el agua para beber (otro punto aparte es el agua para la higiene), solo agua para beber y no morir de sed; esto es simplemente inhumano, injusto, en todo lo que puedan imaginar, solo pensar que ningún niño en el mundo se merece pasar por el hambre (tema que hemos expuesto) ni muchísimo menos tener que buscar donde está el agua para sobrevivir, esto nos da para pensar y preguntarnos ¿algo estamos haciendo en este mundo, muy pero muy mal?

No es lástima, ni pena, ni nada cliché, es INJUSTICIA, aquella que nos habla a los que somos papás y queremos lo mejor para nuestros hijos; no puede ser que en el siglo 21 con los avances como a muchos les gusta decir, existan niños que dejen el colegio, con recipientes o baldes en busca ni siquiera del alimento, sino que del agua que les permita subsistir, no hay palabras que puedan reflejar aquello, por eso para nosotros son nuestros héroes, pero no como turismo social sino como un golpe al corazón de los padres que tenemos la suerte de tener hijos que tienen el agua diaria; sin duda algo debemos hacer, no podemos enseñarles a nuestros hijos a ser buenas personas sin tener conciencia de la realidad en el mundo.

Para aterrizar algunos números podemos decir que, según Unicef, tenemos:

  • 768 millones de personas no tienen en el mundo disponibilidad de agua para beber y subsistir.
  • 2,5 mil millones de personas no tienen agua para sanidad, es decir, defecar, lavar o higienizarse en general…

Los números, sin comentarios….

¿Cómo aportamos a nuestros héroes logísticos?

Simple, ensenando a nuestros niños y familias el valor de los recursos básicos, decirles que el gasto de agua incide en que en alguna parte del mundo un niño tenga sed, su familia no pueda cocinar o simplemente no tenga como lavarse los dientes.

Ser más técnico en esta editorial está demás, simplemente decir que debemos actuar, los niños en el mundo deben tener y nosotros asegurar sus derechos, ese es el espíritu de nuestra humilde tribuna que es deLogística: aportar a un mundo mejor.

Rodrigo Rojas Toledo para www.deLogistica.com

PD: solo mencionar la dirección de UNICEF en la lucha del agua:

http://www.unicefusa.org/water-map

http://www.unicef.org/wash/index_statistics.html

Síguenos en Twitter:      d_logistica

Síguenos en Facebook:  delogística

Síguenos en LinkedIn:    deLogística

Síguenos en Instagram: delogistica

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like