7 tips para el teletrabajo en freight forwarding

www.freepik.es

El brote del COVID-19 ha generado que la mayoría de las empresas están sugiriendo, incluso exigiendo, que sus empleados trabajen desde casa. El teletrabajo en freight forwarding puede ser un gran desafío si no estamos acostumbrados, pero con una buena organización, no debería serlo. Compartimos acá algunos consejos para lograrlo.

Para aquellos que no están acostumbrados a trabajar desde casa puede ser un gran reto evitar dejarse llevar por distracciones, lo cual afecta su productividad. Después de todo, estás en tu espacio personal y no en tu ecosistema profesional habitual. Hay que lavar la ropa, lavar los platos y limpiar la casa. Tu perrito necesita salir a pasear o quiere que le des un poco de cariño. Sin ir más lejos, tu pareja te llama desde otra habitación lo que hace que pierdas un poco el foco en lo que estabas haciendo.

Cargofive nació con estos desafíos y principalmente con una cultura de trabajo remoto. Nuestro equipo en sus diferentes áreas se encuentra trabajando en diferentes puntos del mapa, distribuidos entre Latam y Europa.

Como equipo, hemos ido aprendiendo de esta metodología de trabajo y aplicando diferentes procesos así como herramientas que consideramos que pueden ayudar a que el teletrabajo en freight forwarding sea más óptimo y productivo. Así que aquí van los siete tips, en tiempos de coronavirus.

  1. Sigue con tu horario habitual: Intenta mantener el horario que tenías para tu trabajo de oficina para ayudar a tu productividad. Continúa con tu rutina matutina y está listo para empezar a la hora habitual, que tu mente siga el ritmo diario al que está acostumbrada. Recuerda que aunque sea con teletrabajo el freight forwarding no se detiene y hay clientes que atender. Ten un horario para empezar, comer, terminar y, que no se te olvide incluir algunas pausas.
  2. A mantenerse limpio y vestirse para la ocasión: Quedarse en casa no significa que debas descuidar tu limpieza personal y vestimenta diaria, debes mantener los hábitos incluso por salud. Te aconsejamos usar ropa cómoda, pero que te motive a hacer tu trabajo con la mejor energía posible. Si tienes programada alguna junta por videollamada, ¡vístete para la ocasión!
  3. Separa tu lugar de descanso del espacio de trabajo: Escoge y acondiciona un espacio en tu hogar dedicado al trabajo, donde te sientas cómodo pero que a la vez pueda cumplir con las funciones de tu oficina. Sabemos que es muy tentador el sillón o la cama, pero esta puede ser una gran distracción, puede generarte contracturas, darte sueño y por ende bajar tu productividad, o incluso generarte algo de depresión.
  4. Planifica tu jornada incluyendo metas u objetivos específicos cada día: Comienza por tener claras tus prioridades y responsabilidades a cumplir en tu tiempo de teletrabajo. Cada día antes de empezar o la noche previa, dedica un tiempo a estructurar las actividades que vas a realizar y organiza un tiempo para cada una: contactos con clientes, seguimientos, cotizaciones, bookings, etc.
  5. De nuevo: ¡Haz pausas!: Así como en la oficina, tu mente necesita descansar cada cierto tiempo, así que no olvides incluir en tu planificación las pausas que consideres necesarias para tomar un café, tener una charla corta con algún familiar o amigo, caminar unos minutos o realizar alguna actividad rápida que te relaje. Puedes plantear tu trabajo por bloques de tiempo o incluir el descanso entre cumplimiento de objetivos, como gustes. Sin embargo, ten en cuenta que así como un periodo de trabajo muy largo te puede estresar, un descanso prolongado podría provocar una mayor distracción y afectar tu productividad.
  6. Evita las distracciones de las labores domésticas: La tentación de realizar las tareas de la casa permaneciendo todo el día en ella, es muy grande. Pero ¡no las hagas durante tu horario laboral! Haz de cuenta que estás en tu oficina e intenta apegarte a tu distribución de tiempo cotidiana para cumplir con todas tus responsabilidades. Si te dejas llevar por esa tentación, puede que no acabes ni el trabajo, ni las labores domésticas. Aprovecha tus horas productivas para lo más importante y deja las tareas repetitivas que no requieren mayor concentración para tus momentos de baja productividad.
  7. Apóyate en herramientas digitales para mantener tus operaciones y comunicaciones regulares: Sostén tu dinámica organizacional. Ni las comunicaciones ni los procesos entre el equipo de trabajo deben verse afectadas por el teletrabajo en freight forwarding. Es cuando más debes hacer el esfuerzo por que todo siga su flujo natural y para eso hoy en día existen muchas herramientas digitales que te pueden ayudar. Existen desde plataformas para tener videoconferencias, hasta herramientas de planificación de tareas, de integración de procesos, de automatización de flujos de trabajo, e incluso hay herramientas específicas para la labor de los freight forwarders, como la de Cargofive. Lo mejor es que identifiques cuáles son tus puntos más débiles, busques opciones y pruebes hasta conseguir aquellas con las que te sientas más cómodo para mejorar tu eficiencia en el trabajo.

En fin, entendemos que en estos tiempos puede resultar difícil sobrellevar el teletrabajo en freight forwarding y en general en todos los ámbitos. Pero debemos recordar siempre mantener la mejor actitud posible, evitar caer en el pesimismo y así apuntar a continuar aportando con nuestra labor al mundo. ¡Seguimos todos adelante!

Colaboración de CargoFive

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like
Leer Más

Detrás de escena

Las navieras top llevan algún tiempo ofreciendo herramientas de e-pricing a sus clientes, lo cual incluye a los…