Editorial

Industria 4.0 y las Cadenas de Suministro: nuevos desafíos, nuevas tecnologías y un futuro que llegó para quedarse…

Que estamos viviendo una nueva revolución industrial no es ninguna novedad y eso se puede evidenciar no solo en los cambios tecnológicos, que impactan en los procesos y en la gestión de las cadenas de suministro, sino también en el comportamiento de los clientes finales, así como también en sus requerimientos con un fenómeno cada vez más creciente de satisfacer la necesidad de inmediatez.

En este escenario las cadenas de suministro tienen la necesidad de ir evolucionando para poder adaptarse y responder de manera eficiente a estos cambios que afectan tanto su entorno circundante como su interior, y las relaciones entre los diferentes actores que la componen. Y si bien las herramientas pertenecientes al concepto de Industria 4.0 se han ido colando en algunos de estos actores, los que deben dar el siguiente salto para subirse a esta nueva revolución son las empresas del sector logístico, siendo un aspecto clave que les permitirá garantizar su sostenibilidad y su futuro. La inversión en nuevas tecnologías y su inclusión en los procesos que se llevan a cabo es un camino para mejor la operación e incrementar el rendimiento, donde no invertir puede producir un atasco en el desarrollo con las consecuentes pérdidas de competitividad.

Pero la pregunta natural que se viene es: ¿qué es Industria 4.0? No podemos hablar de una única definición de lo que es la Industria 4.0, sino más bien de ideas y conceptos relacionados con el término que en los últimos años ha surgido y ha crecido. Pero hagamos un poco de historia para recordar cómo llegamos a esta nueva revolución en la industria.

Bajo el concepto de Industria 1.0 estamos en presencia de la primera revolución industrial de la mano con la invención y uso de la máquina de vapor, un salto tecnológico para la época (estamos hablando de la segunda mitad del siglo XVIII), como no hay primera sin segunda un siglo después nos encontramos con la Segunda Revolución Industrial -o como la llamamos ahora Industria 2.0-, el foco estuvo en un cambio de paradigma de los procesos productivos con la aparición de los sistemas de producción basados en líneas de ensamble de la mano con saltos tecnológicos como lo fueron los motores a combustión. Y avanzando 100 años, en plena mitad del siglo XX y después de haber sobrevivido a las dos grandes guerras, se dio inició a la Tercera Revolución Industrial o la Industria 3.0, también conocida como la Revolución científico-técnica o la Revolución de la Inteligencia y estuvimos en esta era hasta no hace mucho tiempo. Su principal característica es la introducción de la automatización en los procesos de producción donde, además, las tecnologías y comunicaciones han tenido un rol clave en la mejora del desempeño y la integración. Sin embargo, la velocidad de cambio en la generación de nuevas tecnologías se ha acelerado de manera significativa y desde hace unos años nos encontramos de cara a lo que los expertos han definido como la Cuarta Revolución Industrial, o sea la Industria 4.0.

En Industria 4.0 la visión de la organización es la de un sistema complejo donde se integran diferentes elementos de distinta naturaleza que pueden ser agrupados en cuatro grandes categorías: Personas, Tareas, Estructura y Tecnología, donde el éxito de la organización está directamente determinado por la forma en que interaccionan estas categorías.

Dentro de los elementos fundamentales se destacan aquellos relacionados con el hardware, software, centro de datos que son transversales a las cuatro categorías y a los procesos de las organizaciones y que permiten dar sustento a las interacciones de una manera más fluida. ¿Pero que es Industria 4.0? Podemos sintetizarlo como el conjunto de herramientas que permiten la mejora en la gestión de las organizaciones y de las cadenas de suministro, poniendo al cliente en el centro de los procesos de decisión para poder satisfacer de una mejor manera sus requerimientos y los cambios que se puedan producir brindando procesos flexibles que faciliten la personalización hacia el cliente.

La Industria 4.0 va de la mano de conceptos como IoT (Internet of Things), Cloud (la famosa nube de la que tanto se habla), interconexión de objetos inteligentes, Big Data, Fabricación Flexible (y ojalá lo más cerca posible a la zona de influencia directa del consumidor), geolocalización, robots, impresión 3D, drones, entre otros. ¿Te son familiares estos conceptos? Algunos más que otros, de todas maneras; aunque algunos todavía nos parezcan lejanos o más propio de una película de ciencia ficción les sugiero que vayan a YouTube y vean como ese futuro casi de ciencia ficción ya está acá, entre nosotros y operando.

Los robots y la automatización ya hace años que han ganado más y más terreno (y siguen avanzando). Quizás los tres elementos claves a ser incorporados a los procesos de las cadenas de suministro y especialmente a los procesos logísticos son los robots (tanto en la gestión de los almacenes, pudiendo hacer ahora una supervisión y gestión remota de los mismo, como en las tradicionales líneas de producción), la impresión 3D (nos puede cambiar la forma de producir… llevando la producción a la puerta del cliente final, literalmente… Si no me creen los invito a visitar Youtube nuevamente) y los drones (fuertemente orientados al transporte y distribución… miremos a DHL y Amazon que ya están haciendo pruebas con ellos).

El futuro ha llegado, y ha llegado para quedarse y obviamente que eso impacta en cómo se gestiona la cadena de suministro y las relaciones entre los actores que la componen… hay mayor cantidad de datos disponibles que inteligentemente usados se pueden convertir en herramientas estratégicas para el mejoramiento de la cadena tendiente a incrementar su eficiencia. Los datos están, las herramientas tecnológicas están, ya hay varios casos de adelantados que están incorporando estos elementos de la nueva ola de la revolución industrial, quizás la principal piedra de tope sea lo incipiente de alguna de estas tecnologías que no posibilita una escalabilidad global todavía, algunos vacíos legales (se imaginan que pasaría si todas las empresas hicieran la entrega de los pequeños paquetes y envíos por medio de drones… ¡Cómo sería nuestro cielo!), y por supuesto la necesidad de invertir en las nuevas tecnologías y como sabemos eso no es precisamente una de las decisiones más fáciles de tomar cuando lo urgente del día a día tapa lo importante.

Los desafíos en la integración de Industria 4.0 con la cadena de suministro son variados, sin embargo, los esenciales pasan por cómo realizar la inversión en hardware y software, problema que va de la mano con la necesidad de contar con personal capacitado para poder operar con estas nuevas innovaciones y trabajar con los sistemas de información que dan soporte a la captura, procesamiento y generación de información y conocimiento a partir de estos datos. Pero como siempre, el mayor desafío no está ni en la tecnología ni en la mano de obra capacitada técnicamente para poder operar con estas nuevas herramientas… el mayor desafío está en cómo le vamos a responder a la creciente demanda de nuevas funcionalidades y requerimientos por parte de nuestros clientes, cada vez más empoderados, cada vez con más conocimientos, cada vez con más voz.

Una nueva era está desarrollándose y nos toca a nosotros ser los gestores de la transición hacia esta nueva realidad… y como dijo Darwin: “No es la más fuerte de las especies la que sobrevive y tampoco la más inteligente. Sobrevive aquello que más se adapta al cambio.”. El cambió llegó y cada vez se va a profundizar más y se llama Industria 4.0, así que ha llegado el momento de adaptarse.

 

Colaboración de Lorena Bearzotti, Académica de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, para www.delogistica.com

 

Síguenos en Twitter:     @d_logistica

Síguenos en Facebook:   delogística

Síguenos en LinkedIn:     deLogística

 

(Visited 216 times, 35 visits today)
Tags
Ver más

deLogistica

Somos una organización especialista en servicios logísticos, con más de 15 años de experiencia. Agrupamos a una red de profesionales y empresas en logística operacional y estratégica, así como otros profesionales de diversas disciplinas, con enfoque triple resultado, ambiental, social y económico.

Related Articles

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Ver también

Close

Close

 

 

NICWEB.cl Diseño web profesional y Marketing digital