Editorial

Trazabilidad: ¿ciega, sorda y muda?

Hace varios meses atrás, diferentes medios de prensa informaron el retiro oportuno de automóviles en diferentes países por fallas en los sistemas de frenos, la compañía detuvo la fabricación del modelo afectado, y los clientes llevaron su vehículo al taller mecánico autorizado para revisión y reparación. La reacción oportuna y eficiente de la empresa en cuestión se explica principalmente por la trazabilidad de sus inventarios, que permitieron un seguimiento de los productos en tiempo real en las diferentes actividades de recepción, producción, transformación y distribución.
La trazabilidad consiste en un conjunto de medidas, acciones y procedimientos que permiten registrar e identificar en tiempo real cada producto desde su origen hasta su destino final y viceversa. Ésta debe ser flexible y dinámica, ajustada a la realidad de la logística operacional en la empresa. Sin embargo, la trazabilidad puede quedar ciega, sorda y muda si no se tiene la claridad que, para implementarla primero, se debe tener visibilidad de los inventarios en tiempo real.

Pero ¿por qué es importante considerar esto? Según lo mencionado en la Carta de Navegación Logística, el proceso lógico siempre debe ir en paralelo con el físico. La visibilidad se relaciona con una mirada global en toda la cadena de suministro, es la variable que nos ayuda a responder la pregunta básica ¿cuánto inventario tenemos hoy en bodegas?
Para generar visibilidad no basta con tener un súper sistema tecnológico, primero debemos parametrizar y modelar el sistema de tal manera que sea lo más representativo a las operaciones logísticas asociadas a movimientos de inventarios.

Luego fijar los puestos de control sistémico en Recepción, Almacenamiento y Despacho, identificando los flujos documentales y los conteos físicos en cada punto donde deben existir controles cruzados para asegurar que lo ingresado al sistema sea el fiel reflejo de lo que pasa en terreno; y finalmente agregar la variable de Logística Inversa (devoluciones), que muchas veces –por realizarse a destiempo- nos genera diferencias de inventarios que no nos permiten ver lo que realmente tenemos en Bodegas y Centros de Distribución.
Una vez que tenemos la visibilidad de nuestros inventarios a lo largo de toda la cadena logística, recién podemos implementar un sistema de trazabilidad que favorezca la identificación única, la captura de registros de datos, manejo de vínculos e intercambio de datos, que nos permitirán seguir el rastro de los inventarios para garantizar, por ejemplo, la denominación de origen, las características de productos orgánicos, el retiro oportuno de productos obsoletos o dañados, etc., generando disminución de los costos logísticos y aumentando el nivel de servicio a los clientes.

Edgard Parra Huenchulaf
Director Ejecutivo en www.deLogistica.com

(Visited 18 times, 6 visits today)
Tags
Ver más

deLogistica

Somos una organización especialista en servicios logísticos, con más de 15 años de experiencia. Agrupamos a una red de profesionales y empresas en logística operacional y estratégica, así como otros profesionales de diversas disciplinas, con enfoque triple resultado, ambiental, social y económico.

Related Articles

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Close

 

 

NICWEB.cl Diseño web profesional y Marketing digital