Editorial

¿Qué tipo de transporte necesita nuestra ciudad?

Según el último estudio de Satisfacción de los usuarios con los operadores del Transantiago, elaborado en 2015 por el Directorio del Transporte Público Metropolitano (DTPM), los pasajeros califican al servicio y sus recorridos con una nota entre regular a mala.

El resultado anterior está principalmente relacionado a falencias tales como la detención en paradas, regularidad, aseo en las máquinas y la circulación de buses vacíos en algunos horarios, reflejando así un aumento en la baja calidad del servicio en general.

Por otro lado, y desde el punto de vista del operador, el escenario obliga cada vez más a operar con una capacidad sobredimensionada y con altas exigencias que repercuten en una gestión de flota orientada a la alta frecuencia, significando un aumento en los costos operacionales y dificultades en las labores de mantenimiento tanto de los vehículos como de la infraestructura.

Frente a esto, no es de extrañar que hoy en día Santiago experimente una alta tasa de crecimiento del parque automotriz, lo que conlleva incluso a una menor disponibilidad de la infraestructura y refleja la real falta de medidas atractivas para incentivar el uso del transporte público, especialmente en cuanto a calidad y medidas de confort para el usuario.

Viajes directos sin trasbordos o “One Seat Ride”

Por lo general, los pasajeros tienden a preferir un solo viaje directo desde el origen hasta el destino, evitando los transbordos, o bien, con la menor cantidad posible de transbordos. Así el concepto “ONE SEAT RIDE” se basa en que el pasajero elegirá aquel medio que le proporcione menos transbordos y un mayor confort, sobre todo si el viaje es largo. Lo anterior puede explicar en parte el sentimiento nostálgico hacia el sistema antiguo (“las micros amarillas”), el que pese a tener series deficiencias de calidad, le permitía al pasajero llegar desde su casa hasta su lugar de trabajo en un solo viaje.

Una ventaja de los sistemas de trenes suburbanos es que permitirían realizar viajes de mediana y larga distancia de manera rápida y con un mayor confort, pues los trenes de este tipo se diseñan con una mayor cantidad de asientos debido a que los viajes son más distantes y en algunos casos más largos.

El verdadero aporte del tren en nuestra ciudad será diferenciarse de los defectos que hasta el día de hoy adolecen el Metro y Buses (Transantiago), sólo si es capaz de llevar al pasajero lo más cerca de su destino en un solo viaje. Una creciente red de metro debe conectarse eficientemente con las líneas ferroviarias suburbanas proyectadas para paliar, en parte, las actuales deficiencias y el intento de re-encantar a los usuarios con el transporte público.

 

Escrita por Fabián Figueroa, Trenes para Chile 2030, para deLogistica.com

(Visited 19 times, 1 visits today)
Tags
Ver más

deLogistica

Somos una organización especialista en servicios logísticos, con más de 15 años de experiencia. Agrupamos a una red de profesionales y empresas en logística operacional y estratégica, así como otros profesionales de diversas disciplinas, con enfoque triple resultado, ambiental, social y económico.

Related Articles

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Close

 

 

NICWEB.cl Diseño web profesional y Marketing digital